plano de la casa de Samsa,

plano de la casa de Gregor Samsa, por Nabokov

miércoles, 28 de noviembre de 2007

LANGOSTA Y PLAGA-C.Blázquez/imagen Miguel Sánchez

Imagen dibujo a lápiz de Miguel Sánchez, Jaulados-a G. Agamben





CRIATURA, sin serlo

contienes más que tú

-langosta y plaga

No devores un ala

por parecerte ajena

Tu debut fue en la noche

En tu noche hubo un Verbo

voraz como un embrión

Brotaba. Brotabas cual rocío

y más líquido

Y móvil

No escucho tus cadenas

criatura de sótano

Es tu voz lo que oyes

Contempla la vitrina del milagro

No devores ni un ala

-si volares-

por parecerte ajena.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
C.Blázquez de Cóndrulos

2 comentarios:

El Toro de Barro dijo...

Tu poema me sitúa de frente ante la "criatura" voraz que viva en las sentinas y todavía no he aprendido a controlar a pesar de los años. Me recuerda aquellos poemas que hace tiempo escribi, y cuya voz -también silenciosa- no era mi voz sino la voz -destructora y creante- de un animal oscuro que me inquieta y a un tiempo me seduce. Siempre me ocurre lo mismo con tus poemas: son como un fuego al que no puedo dejar de acercar la mano, aún a sabiendas del dolor que se avecina...

karmen blázquez dijo...

Carlos, gracias por avecinarte en el dolor, uno sabe donde le duele, y luego a través de los poemas, comprueba con cierto consuelo, que a todos nos duele en el mismo lugar, nos duele todo, Carlos, pero qué hay fuera de eso, algo habrá supongo, quizás la voluntad, la esperanza de que todo tiene un movimiento, nada, ni el dolor, es estático.
Un abrazo
k