plano de la casa de Samsa,

plano de la casa de Gregor Samsa, por Nabokov

lunes, 18 de febrero de 2008

- Dogville. Escena final-LARS von TRIER


4 comentarios:

Durandarte dijo...

Aquí Von Trier gana por la mano. Se le perdona cierta inclinación pedagógica, porque lo verdaderamente importante está en el tenebroso terreno de la moral: sólo el soberbio puede perdonar, y Grace no va caer en ese pecado.
Una imagen de esa película: Kidman durmiendo entre manzanas es Elizabeth Siddal (Ofelia).

Salud,

P.

karmen blázquez dijo...

Sí, Durandarte, es Ofelia, porque Kidman es camaleón prodigioso que puede ser Ofelia y Hamlet, Siddal y "el elefante", y Grace en este caso como dices bien, no perdona, pero no perdona quizás no por soberbia, sino porque se convierte en exterminadora del mal, en juez-verdugo, a toda costa quiere exterminar a "los malos", incluso a costa de sí misma.
Gracias por la sutil y bellísima evocación pictórica de la escena que mencionas.
Salud Os
k

karmen blázquez dijo...

Sí, Durandarte, es Ofelia, porque Kidman es camaleón prodigioso que puede ser Ofelia y Hamlet, Siddal y "el elefante", y Grace en este caso como dices bien, no perdona, pero no perdona quizás no por soberbia, sino porque se convierte en exterminadora del mal, en juez-verdugo, a toda costa quiere exterminar a "los malos", incluso a costa de sí misma.
Gracias por la sutil y bellísima evocación pictórica de la escena que mencionas.
Salud Os
k

Durandarte dijo...

Estamos de acuerdo: el discurso final de Grace guarda una lógica perversa: quien perdona adopta una posición de superioridad, de soberbia, y Grace es "pura", así que sólo puede ser implacable como un ángel.

Salud,

P.