plano de la casa de Samsa,

plano de la casa de Gregor Samsa, por Nabokov

jueves, 24 de enero de 2008

DOS POEMAS-c.Blázquez

EN EL CIELO DE LA BOCA


¿Qué hay debajo de la boca?

- La bocabajo-boca.

-¿Hay algo ahí?

- Toca.

- Toco un fondo de saco. Toco cosas.

- Entra, en las cosas.

- Toco entes.

- Tocas casas, como vientres

- Hirientes, como hienas.

- Hieden.

-¿Pecan?

- No, no pecan, hieden, las casas hieden.

-¿Y el pecado?, ¿dónde está el pecado?

- Toca

-¿Dónde?

- Aquí, en el cielo de la boca.

- Toco un amo.

- Sí, ese pecado no abandona mi boca.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
C.Blázquez (de Líticas autointuiciones)




ÚNICO AMO


Si mientes, el nombre de tu mentira

hará de ti un esclavo

y a puro latigazo

te obligará a ser su único amo.

Porque sólo tú

puedes pronunciar su nombre.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
C.Blázquez de Las paredes hablan

6 comentarios:

Amalia dijo...

Hola K:
Interesante la dialéctica generada a partir del mentir. De alguna manera es una acción siempre ambigua, nos da poder sobre el mundo, pero a la vez nos reduce en sus propios límites y en los nuestros... Como decía Serrat: "Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio"... Esto no pasa con la mentira, que el por el contrario es un buen antídoto contra el dolor...

Afectos, Aquileana ;)

karmen blázquez dijo...

Sí Amalia, mentir/mentirse puede ser una forma de inventar, o inventar una forma de mentir/mentirse;si la "verdad" estuviera ahí, si es que lo está, cosa que no tengo clara "a priori", hay algo en lo que siempre me enredo, y es que el ser humano acaba atrapado, en SU verdad o en SU mentira,

Gracias por tus palabras, y por el torrente que brota en tu blog

Abrazo
k

Durandarte dijo...

Estupendo poema. En la mejor tradición del pensamiento tenso y desnudo. También paradójico, pues es en el molde del poema (un artefacto ficticio) donde a veces surge una verdad.

Salud,

P.

antonio medinilla dijo...

No dejo de ubicar ese diálogo interior (muy cirlotiano en su mano y qué mano) al borde un pantaNO de aguas estancadas y primordiales.

Un diálogo imposible e ionescaNO que se oye y nunca se responde. Hablás contigo misma: lo no.

Abrazos, K.

Antonio.

karmen blázquez dijo...

Gracias Durandarte, porque ojalá sea así, que alguna verdad surja de alguna parte, inventada si es que no queda otro camino que ése. La poesía pienso que nos permite ese "tejemaneje", y adquiere consistencia cuando eso lo perciben los demás de la misma manera que uno, se hace más "creíble", resulta una urdimbre "útil"

Salud Os
k

karmen blázquez dijo...

Gracias señorito Antónimo, a mí como a usted "me lloran las manos", y en el fondo del pantano, la boca es una "roca arrodillada", las comillas son mías para lo suyo, y lo suyo una "estrellita" para mí

Abrazo entre abalorios y abubillas
k