plano de la casa de Samsa,

plano de la casa de Gregor Samsa, por Nabokov

miércoles, 12 de agosto de 2009

XENIVS(Eugenio d'ORS)-van Helmont inventa una palabra-

Eugenio d'Ors, retratado por Ramón Casas


Y esta palabra es gas. Van Helmont estudiaba -con la pasión febril de un químico que es aún un alquimista, de un médico que es aún un astrólogo- los misterios de la combustión. Y para designar el sutil, volátil producto de ella, tomó, modificándola ligeramente, la palabra germánica Geits, que quiere decir "Espíritu". He aquí,pues, un momento admirable en la historia de la Ciencia: el mundo de lo suprasensible paga al mundo de lo sensible una deuda secular. Mucho tiempo antes, el dia remoto en que los hombres se dieron cuenta de que eran propietarios de un alma, tuvieron que buscarle nombre, por metáfora, entre los objetos materiales. Así ella fue llamada "mariposa" (como en psyjé, psiquis), o "soplo" (como en pneuma). Pero día vino en que el conocimiento de la Naturaleza se refinó también . El sabio no conoce ya únicamente groseros objetos, sino sustancias que empiezan a escapar a los sentidos. No se habla aún de "electricidad" -¡la genial creación mitológica!-, no se habla aún de "radiactividad", no se habla aún de eones y de energía. Pero ya los gases en los laboratorios, aún sombríos, del Renacimeinto, se han dejado estudiar. Y, para designarlos, cualquiera nombre del usual vocabulario de lo físico parece basto e impropio. Entonces es cuando Van Helmont viene y les llama, con una audacia muy dichosa, espíritus.

de FLOS SOPHORUM- ejemplario de la vida de los grandes sabios, XENIUS (pseudónimo de Eugenio d'Ors)-Edit. gráficas Zagor, Madrid, 1963



Jean-Baptiste van Helmont,(Bélgica,1577-1644)

2 comentarios:

Gabriel Pulecio dijo...

Un saludo Carmen, magnífico el texto de D Ors Me alegra que compartamos el gusto por él. Llevó conmigo hace tiempo el inacabable Glosario y la "ben plantada" es como un paradigma que siempre admiré.
Un abrazo y gracias por esta joya.

karmen blázquez dijo...

Y que lo digas, querido Gabriel, es un escritor pensador, no filósofo, sino erudito pensador, de vastísima cultura y curiosidad, que no tanto responde como hace preguntas. El libro que he tenido la suerte de poseer es una belleza, en su formato también.
Un abrazo y gracias por tu lectura
k